• Título: El chico que dibujaba constelaciones
        • Autor: Alice Kellen
        • Número de páginas: 245
        • Publicación: 9 de enero de 2018

*Sinopsis

Esta es una historia de amor, de sueños y de vida. La de Valentina. La chica que no sabía que tenía el mundo a sus pies, la que creció y empezó a pensar en imposibles. La que cazaba estrellas, la que anhelaba más, la que tropezó con él. Con Gabriel. El chico que dibujaba constelaciones, el valiente e idealista, el que confió en las palabras «para siempre», y creó los pilares que terminaron sosteniendo el pasado, el ahora, lo que fueron y los recuerdos que se convertirán en polvo.

*Opinión personal

Creo que es uno de los libros más bonitos que he leído en mi vida. Si ya consideraba a Alice mi escritora favorita, este libro ha afianzado más esa decisión.

Este libro es la vida, así de sencillo. Es muy bonito, se nota que lo ha escrito con mucho amor. Cuenta la vida de una pareja de principio a fin, sin grandes dramas ni giros innecesarios, simplemente los problemas normales de cualquier pareja. Además la época en la que empieza su historia son los sesenta, otra forma de vida y de relacionarse muy distinta a la que estamos acostumbrados, incluso me parece más mágico todo.

Creo que decir que me enamoré de Gabriel es la mejor forma de describirlo. Me enamoré de cómo consigue que Valentina vuele sola pero manteniéndose él a su lado, para ayudarla si se cae, de cómo le enseña que la vida es mucho más de lo que pensamos si se lucha, de cómo es él siempre, pase lo que pase, hasta de cómo se va, tranquilo, sin hacer demasiado ruido.

Valentina nos cuenta la historia en primera persona pero es un total acierto contarla cómo si estuviera hablando con él y recordando su vida juntos. Sentí mucha pena cada vez que no se quedaba embarazada y me alegré cada vez que daba un pasito laboral o cuando se quedó embarazada. Pero, sobre todo, lloré de tristeza cuando Gabriel se va, de tristeza por ellos, porque la vida es así y cuando menos te lo esperan te roban lo que más quieres. La impotencia y la sensación de vacío las conozco y compartí con Valentina muy desde dentro ese sufrimiento.

Adoré que se vuelvan a dar otra oportunidad a pesar de haberse distanciado, porque en eso consiste el amor, en saber cuándo hay que frenar y ponerle remedio juntos, porque por el amor de verdad siempre merece la pena luchar y ellos lo hicieron.

En esta ocasión no puedo decir nada malo del libro porque no se lo encontré, no dejé de pensar en mis padres mientras lo leí y hasta se lo compré, porque creo que les va a encantar.

Este libro es una maravilla que debéis leer sí o sí, no os arrepentiréis.

Alice Kellen auf Twitter:
Collage de Blog Libros Mentirosos