Tú me haces ser libre.

A tu lado las heridas ya no duelen.

Me das la libertad para ser yo, para reír, para soñar, para vivir.

Todo es menos duro si al llegar a casa tú me esperas.