Escribiré mi propia historia, paso a paso, línea a línea pero, sobre todo, con mucho cariñotiempo y dedicación.

Una historia en la que, las personas que no me aportan nada, sólo formarán parte de mi pasado y, aquellas que me demuestran lo que les importo día tras día, permanecerán a mi lado, a una simple llamada o un abrazo de distancia.

Esta vez seré yo la que elija a los protagonistas de mi historia.