• Título: 3 te odio y un te quiero
        • Autor: Mabel Díaz
        • Ediciones Kiwi
        • Número de páginas: 512
        • Publicación: 5 de febrero de 2018

*Sinopsis

La vida de Natalia es idílica. Tiene una relación con el hombre que ama, un trabajo que le apasiona y se acaba de mudar a la casa de sus sueños. Todo es perfecto… hasta que conoce a su vecino Rubén, un perroflauta que odia a las Barbies como ella.

Desde el primer momento en que sus caminos se cruzan, se declaran la guerra, llegando a convertirse en expertos en sacarse de quicio. Sin embargo, cuantas más ganas de pelea tienen, mayor es su atracción y su deseo. Dicen que del odio al amor solo hay un paso y ellos son enemigos declarados… ¿O no?

 

*Opinión personal

Este fue el primer libro que leí de esta autora y, siendo sincera, me enganchó desde el minuto cero. La pluma de Mabel es rápida y graciosa, aunque es un libro largo no se hace pesado, de hecho lo leí en muy poco tiempo.

La historia nos cuenta cómo dos amigas se van a vivir a una casita a las afueras de Madrid. Natalia, nuestra protagonista, mantiene una relación secreta con su jefe, un capullo con mayúsculas que la usa sexualmente pero la camela con palabras bonitas. Me da mucha rabia que ella no se dé cuenta e incluso lo llegué a pasar mal en alguna escena. Natalia es trabajadora, con las ideas fijas y con bastante prejuicios.

En cambio, Rubén, el protagonista masculino, pone patas arriba todo lo que ella pensaba. Es un chico tranquilo, con un trabajo precioso y muy buena persona.

Sus discusiones me divirtieron, la primera vez que follan me encantó, cómo se vuelven locos el uno al otro me pareció maravilloso, no podía dejar de leer. El tema de los gustos musicales y las canciones que se ponen para fastidiar al otro me hizo reír mucho, conocía las canciones entonces me lo imaginaba a la perfección, sin duda, un gran acierto.

Tienen mucho peso los personajes secundarios, pero como su historia se cuenta en otro libro (No me busques más), del que también haré reseña, no contaré nada de ellos aquí, solamente que son geniales. En cambio sí hablaré de la familia de Rubén, me encanta cómo lo protegen y le marcan los límites a Natalia. La hermana es genial y me reí mucho con sus escenas.

Tengo que reconocer que Natalia al principio no me gustaba nada, pero página a página supo conquistarme y le tengo mucho cariño, creo que es el personaje que sufrió una mayor evolución y el resultado es muy bueno.

Por lo tanto, su lectura ha sido muy positiva, la historia es fresca y divertida, con mucha evolución en ambos personajes, dejando a un lado los prejuicios y cuyo resultado es una historia de amor bonita y entretenida.

CollageMaker_20200518_181106519