• Título: Siempre será invierno
                • Autor: Victoria Vílchez
                • Serie: Estación contigo 3
                • Número de páginas: 320
                • Editorial: Ediciones Kiwi
                • Publicación: 28 de enero de 2019

** Sinopsis
El final del otoño dejó a la familia Donaldson sumida en la más profunda de las tristezas, y Cam Donaldson se enfrenta ahora al invierno más largo de su vida. Sin embargo, la llegada del frío trajo también consigo a alguien que Cam no había esperado volver a ver jamás: Maverick Parker, la primera chica de la que se enamoró y que desapareció siete años atrás sin decir adiós.

Cam debe lidiar ahora con la pérdida y con la responsabilidad que está convencido que debe cargar a su espalda, pero también con el vacío que siente, ese que solo parece desaparecer cuando Maverick está cerca.

El pasado a veces duele demasiado, pero tal vez sea la única esperanza de Cam para poder volver a sentir.

 

** Opinión personal

Esta es la historia de las segundas oportunidades, de cómo el primer amor no siempre es simplemente un bonito recuerdo, sino que el pasado vuelve para quedarse.

Durante el libro se alterna presente y pasado. Los protagonistas tuvieron una relación preciosa cuando eran unos adolescentes aprendiendo a querer, hasta que ella desaparece de repente sin dar explicaciones hasta que, años después, reaparece en el pueblo durante el funeral del padre de Cam. Tengo que reconocer que me dio mucha rabia el malentendido sobre la paternidad de Lily, pero Cam, cómo buen Donaldson, sabe luchar por lo que quiere y no duda en ir a buscar a sus chicas.

Sobre los protagonistas, Cam es familiar, maduro y se carga con más responsabilidades de las que le corresponden. Maverick es mi favorita de esta saga. Es feliz aunque la vida no es lo que ella había planeado, adora a su hija Lily y nunca ha podido olvidar a Cam. Y, por último, pero no menos importante, Lily, la hija de ambos que Cam no sabía que existía. Lily enamora a cualquiera que la conoce, no he podido evitar sonreír con cada escena en la que salía.

Me ha encantado la conexión que tienen los protagonistas, ésa química de las primeras veces, de la confianza que sólo existe cuando dos personas inocentes e inexpertas lo comparten todo y se conocen mejor que a sí mismos. Este historia me ha removido porque lo sentí en su día y es maravilloso tener un recuerdo tan bonito sobre el primer amor.

El final de este libro me gustó mucho. A Maverick le costó entender que Cam la quiere por ella misma, no por ser la madre de su hija, pero al final consiguió entender que su amor era real y se forma una familia preciosa. La conversación de Cam y Lily explicándole que es su padre sencillamente es perfecto.

En resumen, es una historia bonita que habla de las segundas oportunidades y de luchar por lo que uno quiere. Totalmente recomendada.

 

¿Cuál es vuestra saga favorita?