• Título: Las flores también tienen memoria
        • Autor: Estela Sánchez
        • Editorial: Ediciones Kiwi
        • Número de páginas: 565
        • Publicación: 18 de enero de 2021
        • Libro en Amazon: https://amzn.to/3dv05Zw

*Sinopsis

Violeta es alegre, entusiasta y una obsesa de la jardinería. Ha hecho la promesa de vivir en mayúsculas, luchar por lo que quiere y no rendirse ante las adversidades.

Estas comienzan el mismo día en el que abandona a su novio, su trabajo y su pueblo para mudarse a Madrid con su hermana Rosa, que no la recibe con los brazos abiertos. La aparición de Diego, como un vendaval con su actitud de cactus, desentierra viejas rencillas familiares y pone su vida patas arriba.

Todo parece estar en su contra y la promesa que tan fácil le pareció en su momento se convierte en una lucha diaria de la que no está dispuesta a salir vencida.

*Opinión personal

En primer lugar, quiero darle las gracias a Ediciones Kiwi por este ejemplar. La portada es preciosa y, a pesar de ser un libro grande, consigue enganchar hasta el punto de que lo capítulos se suceden sin que te des cuenta.

Esta historia de amor se cuece a fuego lento. Al principio Violeta y Diego se odian por temas del pasado de sus familias, pero a base de coincidir empiezan a aguantarse pero, cuando ella necesita ayuda, Diego no duda en ayudarla en todo y más. El primer beso me encantó. Tras idas y venidas de ambos, al final se dan cuenta de que ambos se necesitan, necesitan a alguien que cuide de ellos y les ayude cuando la vida es demasiado.

Pero este libro es mucho más que una historia romántica. Todos los personajes, no sólo los protagonistas, tienen voz en este libro, algo que me ha encantado porque me ha gustado mucho meterme en la mente de Rosa y conocerla, ha sido una grata sorpresa. Además, hay personajes secundarios que no tienen voz pero sí mucho peso como los padres de Diego. Todos los personajes son importantes y tienen su historia.

La forma de narrar de la autora me ha encantado. Son capítulos cortos con nombres de plantas, siempre necesita leer un capítulo más. Me encanta la conexión de la novela con las plantas. Es una novela que habla de la vida, de los problemas cotidianos, de los miedos, de la amistad, del amor, de la familia, de las pérdidas y de las dudas.

El final no es un fácil ni rápido, pero me encantó. Además, el epílogo es precioso, le da un broche perfecto a esta historia.