• Título: El color del hielo y el sabor de la nieve
        • Autor: Irene Romo
        • Serie: Ice
        • Editorial: autopublicado
        • Número de páginas: 334
        • Publicación: 14 de septiembre de 2021
        • Libro en Amazon: https://amzn.to/3kKCwj4

*Sinopsis

Ivana no soporta a Alek.

No desde que se coló en la fila de los zumos cuando tenían cinco años. Por eso, no duda en recordárselo si surge la ocasión. Ivana es la reina del hielo, la princesa de los patines danzarines que a todos hipnotiza con su energía y vitalidad.

Hasta que ocurre una catástrofe.

Alek no soporta a Ivana.

No desde que ella decidió no compartir sus lápices de colores con él por unos zumos. Por eso, no duda en burlarse de ella si tiene oportunidad. Alek es el maestro del carboncillo, el chico capaz de plasmar cualquier imagen en el papel en cuestión de minutos.

Hasta que su musa pierde su brillo.

¿Volverá Ivana a sentir el frío del hielo en la piel?

¿Conseguirá Alek hacer que su musa recupere su fulgor?

 

*Opinión personal

Estaba deseando conocer la segunda parte de esta historia desde que me leí el primer libro de esta trilogía. Ivana y Alek me han encantado desde pequeños.

La novela se lee muy rápido. La portada es preciosa, en consonancia con la primera. Además, los capítulos, dependiendo de si lo cuenta Alek o Ivana tienen unos patines o un carboncillo de dibujar al inicio. Un simple detalle que me encantó, haciendo la novela más especial todavía. 

El libro empieza contándonos el motivo de porqué los protagonistas se odian desde que tenían cinco años. Es mi cliché favorito: enemies to lovers. El tira y afloja que tienen me enganchó. Poco a poco van confiando en el otro y se necesitan más de lo que ellos mismos piensan. Sufrí con Ivana y me enamoré de los dibujos de Alek. Es curioso, porque nunca he visto esos dibujos pero me los he podido imaginar a la perfección gracias a las descripciones de Irene.

Su romance evoluciona de una manera sencilla y preciosa. Es una historia de superación y de apoyarse en los demás para alcanzar tus sueños, de compartir. El primer beso es, sencillamente, perfecto. Adoro la nieve, adoro el frío y no existe para mí ningún sitio más idílico para ello.

El final es perfecto, me ha encantado que esta pareja se tomen las cosas con calma ya que son muy jóvenes y todavía están descubriendo qué es el amor.