Hoy os traigo una reseña muy especial para mí, es mi libro favorito desde que tengo 12 años.

Me lo mandó mi profesora de Literatura, a la que le tengo especial cariño por ser la madre de una de mis mejores amigas, como lectura obligatoria y no me pudo gustar más.

      • Título: Rebeldes
      • Autor: Susan E. Hinton
      • País: Estados Univods
      • Páginas: 219
      • Publicación: 24 de abril de 1967

*Sinopsis

Una novela tan impactante hoy como cuando se publicó hace cincuenta años. Una historia emocionante e inolvidable sobre chicos de barrio que luchan por salir adelante.
Nadie dijo que la vida fuera fácil, pero Ponyboy está bastante seguro de que tiene las cosas controladas. Sabe que puede contar con sus hermanos y con sus amigos, amigos de verdad, que harían cualquier cosa por él. Y en lo que respecta a los socs (una violenta banda de pijos rival de los greasers, como lo son él y sus amigos), siempre están dispuestos a armar bronca. Pero una noche alguien lleva todo esto demasiado lejos y el mundo de Ponyboy da un vuelco inesperado.

*Opinión personal

¿Cómo empezar a dar mi opinión sobre este libro que me he leído tantas veces? Es un libro fantástico que habla de las familias disfuncionales, de bandas juveniles y cómo afectan a sus integrantes, del sentimiento de unión más allá de la sangre, de la lealtad y de la responsabilidad antes de tiempo.

Es un libro que recomiendo leer, sobre todo, a gente joven. Es perfecto para adolescentes porque sus protagonistas también lo son y es sencillo conectar con ellos, entender sus problemas y ponerte en su situación.

El hecho de que en muchos colegios se hubiera prohibido su lectura dice mucho. No trata el tema de las bandas de forma superflua ni por encima, se mete dentro y Susan, que sólo tenía 18 años cuando publicó este gran libro, explica las cosas de forma cruda y real.

Para terminar, os dejo mi parte favorita del libro es un poema que PonyBoy lee a su mejor amigo:

“De la naturaleza el primer verde es oro,
su matiz más difícil de asir;
su más temprana hoja es flor,
pero por una hora tan sólo.
Luego la hoja en hoja queda.
Así se abate el Edén de tristeza,
así se sume en el día el amanecer.
Nada dorado puede permanecer.

                                        – Robert Frost
3